Por qué consumir productos ecológicos

-Son medioambientalmente sostenibles
-Sin aditivos insalubres y libres de hormonas tóxicas, transgénicos (OMG), pesticidas...
-Se recolectan en su punto óptimo de maduración
-Son más frescos y tienen mejor sabor
-Tienen un mayor aporte vitamínico y mineral
-Respetan el bienestar animal  

Nuestra apuesta personal:

-Productos frescos de temporada
-Explotaciones de dimensión humana y sostenibles
-Canales Cortos de Comercialización
-Un precio justo para todas las partes y condiciones de trabajo dignas
-Reducción/reutilización de envases
-Por la soberanía alimentaria y energética



Consideramos que la agricultura ecológica es la única agricultura posible y sostenible. No se trata de una nueva técnica agrícola, sino de volver a cultivar la tierra, no de explotarla.

La Comisión de la Comunidad Europea define la agricultura biológica/ ecológica/ orgánica, como un sistema de producción que favorece el uso de recursos renovables y la devolución de nutrientes al suelo a través de abonos naturales; aprovecha el balance del sistema natural para controlar plagas y prohíbe el uso de abonos y plaguicidas químicos, así como el uso terapéutico de antibióticos y productos modificados genéticamente (OMG o transgénicos).

¿Qué son los productos ecológicos? Un producto ecológico es el realizado con medios provenientes de la agricultura o ganadería ecológica. Un producto que conserva todo su sabor y un alto valor nutritivo, un producto con el que se puede disfrutar de su textura, olor y sabor originales.
Comiendo alimentos ecológicos podemos conservar y mejorar nuestra salud, pero comiendo alimentos de mala calidad podemos perderla.
Siempre que te sea posible, escoge el alimento que sea: integral, fresco, local, estacional y delicioso. Los alimentos de temporada contienen aquello que el cuerpo necesita en cada estación. Por ejemplo, la col y las verduras de raíz nutren y calientan el cuerpo para el invierno; en cambio, las verduras para ensalada y las frutas de verano nos enfrían para soportar el calor.
El sabor y aroma de los productos ecológicos es destacable, porque son variedades de frutas y hortalizas adaptadas a su terreno y se recogen maduras, por lo que aumenta en ellas el contenido en sustancias aromáticas, azúcares y nutrientes en general.
Los alimentos ecológicos no resultan más caros para la economía familiar. Protegen mejor la salud  y  además, su contenido en nutrientes por unidad de peso es superior a la de los convencionales, por ello cubren mejor las necesidades con menor cantidad que los no ecológicos, y por lo general, sacian más (por ejemplo, no es lo mismo un pan blanco con alto contenido en aire que uno integral elaborado con masa madre, que además aguanta más días fresco).
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario